Salvan médicos pierna a paciente diabético

Gracias al reforzamiento de servicios y abasto de insumos, galenos del Hospital de Cunduacán evitaron que se le amputara la extremidad
Gracias al reforzamiento de servicios y abasto de insumos, galenos del Hospital de Cunduacán evitaron que se le amputara la extremidad

Villahermosa, Tabasco.- Médicos del Hospital de Cunduacán, operaron con éxito y le salvaron la pierna derecha a José Manuel Jiménez Naranjo, habitante de Huapacalito, Aldama tercera sección, municipio de Comalcalco, a quien atendieron debido a una infección muy severa por la bacteria psudomona, la cual estuvo a punto de provocar que le amputaran dicha extremidad.

 

Ángel Ernesto Chandomid Salud, director del nosocomio, dijo que el paciente presentaba fascitis necrotizante desde el tobillo hasta la parte intermedia de la pierna, involucrando la articulación de la rodilla.

 

Lo anterior debido a una lesión que se causó con el disco de una pulidora, la cual le fue atendida durante dos semanas en casa, pero por ser diabético y debido a las condiciones inadecuadas de curación se le infectó.

 

Mediante la intervención de un equipo multidisciplinario de enfermeros, nutriólogos y psicólogos, encabezados por el doctor Alvarado Arias, se estabilizó al señor José Manuel Jiménez, quien recibió curaciones oportunas, lavado diario en quirófano y control de la glucosa, explicó el funcionario.

 

Ahora el enfermo ya camina, utiliza la pierna con buena movilidad y se le ha explicado que para evitar otra infección debe cuidarse, prevenir heridas, cortarse las uñas cuidadosamente, utilizar zapatos cómodos cerrados, mantener controlada su glucosa y tener una alimentación saludable, añadió.

 

Chandomid Salud mencionó que, luego de 57 días de estancia hospitalaria, Jiménez Naranjo (de 67 años de edad), fue trasladado al Hospital Regional de Alta Especialidad Dr. Gustavo A. Rovirosa, donde se le brinda apoyo para realizarle un injerto de piel y así completar su tratamiento.

 

En este contexto, subrayó que para la atención de este tipo de situaciones cuentan con los insumos y materiales necesarios no sólo en este hospital, sino en los demás del estado, gracias al fortalecimiento del abasto médico que realiza la Secretaría de Salud.

 

Así también, el galeno observó que a los diabéticos fácilmente se les infectan las heridas, debido a que las arterias no tienen buena irrigación y los antibióticos no llegan a esas zonas, e indicó que los pies son de las partes más vulnerables.

 

Además, a causa de que pierden sensibilidad muchas veces se dan cuenta de la afectación cuando el mal está muy avanzado, por lo que requieren largos periodos de tratamiento o amputaciones, concluyó.

 

Por su parte, don José Manuel Jiménez comentó que cuando llegó al Hospital de Cunduacán su pie estaba por reventar por lo hinchado, y hasta tenía problemas de visión a causa de la fuerte infección que padecía.

 

El personal médico y de enfermería me atendió de inmediato, lavó mi herida y combatieron la infección; me explicaron que intentarían salvarme la pierna y lo lograron, porque ahora está limpia y puedo moverla, expresó emocionado el comalcalquense, quien agradeció el buen trato recibido y se comprometió a seguir las recomendaciones para recuperarse plenamente.