Sistema de Justicia Penal es más rápido y transparente: Álvaro Vizcaíno

Propone el secretario Ejecutivo del SNSP fortalecer capacitación de operadores de este esquema y a las Unidades de Medidas Cautelares
Propone el secretario Ejecutivo del SNSP fortalecer capacitación de operadores de este esquema y a las Unidades de Medidas Cautelares

Villahermosa, Tabasco.- Ahora tenemos una justicia más rápida, transparente y humana, así como menos costosa, aseveró el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Álvaro Vizcaíno Zamora, al disertar la conferencia Acciones para la Consolidación del Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), e indicó que debemos continuar en ese modelo y no caer en riesgos de regresión o endurecimiento de las normas.

 

Lo que debemos hacer es “poner aceite a los engranes” de este esquema, hacerlo funcionar tal y como fue diseñado, para comprobar que es mejor al que se tenía anteriormente, subrayó el especialista al participar en el Foro Estatal Fortalecimiento y Consolidación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio en Tabasco.

 

El funcionario federal resaltó que se requiere un esfuerzo integral y conjunto de instituciones, organismos y operadores del Sistema, incluyendo a agentes policíacos, ministerios públicos y jueces, para que la sociedad confíe en este nuevo instrumento legal.

 

Vizcaíno Zamora, también catedrático de la Universidad Panamericana, comentó que las salas de juicios orales, a los que se les ha puesto gran atención por ser la parte más visual, representan sólo 5 por ciento de todo el proceso que comprende este modelo, el cual tiene un alto grado de complejidad, por lo que se requiere también reforzar las acciones de capacitación.

 

Durante su intervención, refirió que el Artículo 19 constitucional tiene un catálogo de delitos graves para los que marca prisión preventiva de oficio; sin embargo, hay planteamientos de secretarios de Seguridad Pública para que se amplíe ese catálogo y se legisle en la materia, y de académicos garantistas que proponen eliminarlo y que siempre haya prisión preventiva oficiosa.

 

En ese sentido, prosiguió, se debe reforzar la labor de las Unidades de Medidas Cautelares, instancia que debe elaborar un análisis de riesgo de los imputados para que en caso de no dictársele prisión preventiva no evada la justicia.

 

Lo anterior incluye saber si tiene casa propia, hijos, trabajo, antecedentes penales, si ha cambiado de residencia muchas veces o si es reincidente, para que el juez tome su decisión con los fundamentos suficientes, detalló.

 

El doctor en Ciencias Jurídicas planteó que los 28 estados que cuentan con dichas Unidades las fortalezcan, mediante el personal requerido y la capacitación necesaria, y que la Federación y cuatro estados que carecen de ellas las creen.

 

Destacó que en el SNSP construyeron un modelo homologado de esas Unidades, y con recursos federales del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública capacitan a dicho personal; enfatizó que la actualización debe ser permanente y afirmó que en el país hace falta 52 por ciento de policías, excepto en Tabasco y la Ciudad de México, donde por cada mil habitantes hay el número de uniformados que se requieren.