Pide el Senador Fernando Mayans, comparezca el director del IMSS ante la Comisión Permanente

Fernando Mayans Canabal (FMC): Buenos días a los medios de comunicación.

 

Como siempre con el gusto de saludarles, agradecido de que nos ayuden a difundir a través de sus lentes, sus comentarios, lo que está sucediendo en México, y obviamente aquí en el Senado de la República, y hoy como sede de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

 

Les vengo a dar a conocer una proposición con punto de acuerdo por la que se cita a comparecer al Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social para que informe en torno a los programas de cirugía o de cirujanos rurales y de sustitución terapéutica, así como de una licitación pública internacional que tiene que ver con  el tema del resguardo de los edificios de la seguridad de todo lo que es la infraestructura  del Seguro Social.

 

La posición que hoy vengo a poner a su consideración se motiva por diversos sucesos que deben ser expuestos de cara a los ciudadanos y al pueblo de México por tratarse de temas sensibles y de impacto social.

 

Se tiene conocimiento que desde el año 2010, el Instituto Mexicano del Seguro Social inició un programa con la finalidad de resolver la problemática social de carencia de especialistas en comunidades, alejadas, rurales, las dispersas que consiste en la capacitación y adiestramiento por un periodo de 18 meses en cirugía general y otros 18 meses en ginecobstetricia para otros. Los que quieran una o los que quieran la otra.

 

¿Será porque no se quiera contratar médicos especialistas? Considerando que el plan único de especialistas médicas establece claramente que el plan de estudios de cada especialidad debe ser de cuatro años como mínimo, colegios de especialistas en cirugía general de diversas entidades del país, tenemos ya más de la mitad de todos los colegios médicos y de especialistas en estas materias que nos han hecho llegar cartas quejándose de que no se contratan a especialistas y se agarran a los médicos que tienen generales, son muy importante en su función y les dan un adiestramiento, así como de estudios de piloto-aviador en el Metro, pes así acá.

 

Los especialistas que tienen 14, 15 años de estudio, cuando hacen un procedimiento quirúrgico, se enfrentan con la problemática a veces no esperada, de alguna patología, imagínense ustedes un médico con un curso intensivo para ir a operar, pues todos los errores médicos que se puedan aparece.

 

Todos los colegios médicos y especialistas en cirugía y ginecobstetricia del país, tengo las cartas, se están quejando. Le pedimos al IMSS que obviamente tiene que cortar de tajo esto. Nos informan que es un tema de la autorización de profesiones pero si a mi me dicen que voy a capacitar a brujas con escoba, como director de una institución, no permito que se den este tipo de cosas.

 

El otro tema es el de la sustitución terapéutica. Y este tema es bastante complicado. Sí, porque tenemos el conocimiento que desde el año del 98, el IMSS implementó un programa de sustitución terapéutica para incluir en el cuadro básico interinstitucional, medicamentos innovadores y de alta calidad con un criterio costo-efectividad. Ahí está el detalle: costo- efectividad con la finalidad de solucionar el problema de abastecimiento de medicamentos.

 

Una política de este tipo puede resultar eficiente siempre y cuando se garantice la equivalencia del sustituto terapéutico en términos  de su efectividad, seguridad y calidad. Ninguna de estas instituciones en condiciones se reúnen en el caso de los programas de sustitución terapéuticas o su equivalencia terapéutica puestos en marcha por las instituciones de salud pública.

 

De hecho la Ley General de Salud no contempla el término, así también se están brincando la ley. Tanto el IMSS como el ISSSTE, se han intensificado en estos programas con el objeto de generar ahorros en el gasto, cambiando medicamentos del cuadro básico por otros de menor costo, sin considerar la indicación, eficiencia y seguridad a través de un proceso poco transparente y unilateral que pone en riesgo la salud y la vida de millones de derechohabientes.

 

El caso más crítico se presenta en el IMSS, debido que su programa de sustitución terapéutica se aplica con base a un catálogo de medicamentos obsoletos a diferencia del ISSSTE que ha incluido medicamentos innovadores y la sustitución se ha realizado con nuevas terapias, más efectivas con costo-beneficio.

 

Más aún, médicos del IMSS, han alertado mediante el programa de sustitución terapéutica, se suministrarán medicamentos baratos pero menos eficientes. Un ejemplo, el programa de sustitución terapéutica, el instituto autoriza sustituir el voriconazol  que es un antimicótico, es un medicamento para los hongos. Sí, indicado para la meningitis (inaudible) por ejemplo, el voriconazol tiene un costo de 340.56 pesos, ahora van a dar el fluconazol que tiene el costo de 14.16 pesos. Ese es el tema, el costo-beneficio.

 

Se tiene el conocimiento que la decisión terapéutica, se toma a nivel central involucrando a las áreas administrativas financieras, y en último lugar al área médica que debe ser la primera en dar su opinión.

 

También se sabe que no es una decisión consensuada con los médicos tratantes y que muchos de ellos no están de acuerdo con estas medidas, y lo más delicado, no se ha establecido en el instituto áreas de farmaco-vigilancia activa  que dan seguimiento a la seguridad de los medicamentos sustitutos, seguimiento a la peo terapéutico y seguimiento en reacciones adversas en los pacientes.

 

En fecha 25 de enero del año en curso, el Consejo técnico del Instituto del Seguro Social, autorizó realizar, ese es el tercer tema, la licitación pública internacional. Sí, y eso nos preocupa porque de ser una licitación pública internacional, hoy vamos a seguir, si la ganan los extranjeros, pues adiós a los mexicanos, seguimos trayendo capital extranjero y obviamente mano de obra por fuera.

                                                                                                                              

Entonces esta licitación para la contratación plurianual de los servicios de seguridad subrogada para el nivel central, delegaciones, unidades médicas de alta especialidad y centros vacacionales por un periodo de 36 meses con un presupuesto que se calcula entre 3 mil 271 millones de pesos, cualquier cosa.

 

Se ha tenido conocimiento por los medios de comunicación, o sea, ustedes, que esta licitación pública internacional para la contratación de servicios  de seguridad en más de 4 mil inmuebles del Instituto Mexicano del Seguro Social, ha sido objeto de ocho denuncias en el órgano interno de control de este instituto.

 

Se sabe de las denuncias referidas que las inconformidades fueron interpuestas por cuatro empresas el 9 de mayo pasado, las cuales se encuentran en proceso. Dichas empresas solicitan revisar la legalidad del contenido de la convocatoria pública del 18 de abril del 2017 y la premura en la fecha para la licitación, en virtud de que se señala que los actos impugnados contraviene la Ley de Adquisiciones, fundar con razones precisas los motivos por los cuales se desecharon las propuesta.

 

Según el propio instituto, esa contratación plurianual se estima reportará ahorros al IMSS cuando menos 189 millones de pesos, lo equivale a 5.5% del costo de la seguridad durante los siguientes tres años. Además que este ahorro pudiera ser mayor dependiendo de las propuestas económicas que se reciban por parte de los licitantes.

 

Sobre este tema, amigas, amigos, pueblo de México, podemos hacer varias consideraciones por lo que surgen varias interrogantes. Aún no se resuelve la compra consolidada 2016 de todas las claves de medicamentos y  de material de curación. Se encuentra pendiente el tema del Tamiz y del VIH que no han sido convocadas, ni qué decir la que corresponde a hepatitis C. A pesar que estas están pendientes, ya están preparando la compra consolidada 2017.

 

¿Cuál es la urgencia de esta licitación de seguridad que además de haberse otorgado el carácter de internacional para que participen extranjeros, no cuenta con el aval del testigo social vigente?

 

¿Por qué no se le dio el carácter nacional?, ¿qué intereses hay detrás?, ¿será un asunto electoral?, ¿porqué el carácter de urgente a un servicio subrogado, cuando la urgencia debe ser en medicamentos y de materiales de curación?, ¿estará enterado David Palacios, Director de Administración del instituto?

 

Queremos decir que: “no más moches”; hay que cuidar al instituto para que no salga afectado. Por ello apostamos por un procedimiento trasparente, eficiente y legal, y decimos, no más opacidad.

 

Los temas que hemos expuesto, deben ser objeto de seguimiento y atención de este Congreso de la Unión, ya que pone en riesgo, la salud y la vida de millones de mexicanos.

 

Por eso vamos a presentar este punto de acuerdo, y esperamos que el Congreso de la Unión lo apruebe para que cite a comparecer  al señor Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social que venga, explique y amplíe la información  que tiene este Congreso respecto a estos tres temas.

 

Repito, la licitación en seguridad, los cirujanos rurales que están haciendo errores por todo el país, o sea, ya le vamos a poner como el General Coster, sí porque andan por ahí matando un poco de gente, y el tema de la sustitución terapéutica  que cada día vamos de mal en peor, que no vamos a tener medicamentos para los enfermos y menos para los que menos tienen.